El Presidente Andrés Manuel López Obrador culpó a las farmacéuticas por la muerte de seis pacientes en el Hospital de Pemex de Tabasco por el suministro de Heparina Sódica contaminada el pasado 27 de febrero.

«Me duele, seis muertos, fallecidos, porque se les aplicó un medicamento contaminado, un proveedor de los mismos de siempre, entonces en ese caso qué estamos haciendo», señaló el Mandatario durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.

«Decidimos abrir la frontera y compramos los medicamentos afuera de los laboratorios de prestigio, por eso un periodista dijo que estábamos comprando medicinas piratas porque eran tantos los intereses», agregó.

López Obrador aseveró que los farmacéuticos cobraban hasta 100 mil millones de pesos al año por la venta de sus productos, mientras que advirtió que su Gobierno poco a poco irá limpiando las «prácticas sin ética».

«Vamos a desinfectar, a limpiar a toda esa industria y vamos a traer los medicamentos para que no falten los medicamentos y además para ahorrar para pagar lo justo y poco a poco ir limpiando a estas empresas y que lleven a cabo ese ejercicio de purificación», dijo.