El presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió de nueva cuenta contra el Poder Judicial, de quien detalló que no solo protege a criminales sino hasta factureros.

En una larga introducción al inicio de la conferencia matutina de este jueves en Palacio Nacional, López Obrador inició su intervención al detallar que los jueces siguen llevando a cabo sabadazos, en donde se liberan a delincuentes en fines de semana, razón por a cual espera que dentro del Poder Judicial surja un reforma al respecto.

“Donde sigue habiendo notoriamente más impunidad, protección, es en el caso del Poder Judicial, para liberar a personas que cometen delitos y que al final resultan inocentes y los liberan, porque se integró mal, la averiguación o por cualquier excusa, cualquier pretexto, porque resulta que se vuelven muy muy muy legalistas. Es un problema estructural, pero hay que atenderlo”, dijo.

“Puede salir del Poder Judicial, una reforma en ese sentido, porque hace falta, hace falta y no es ánimo de estar socavando la credibilidad del Poder Judicial, por qué no se puede también generalizar, es en algunos casos, pero sigue presentándose ese problema, y no se inicia ningún proceso de investigación y la Judicatura es para eso, es el Poder Judicial dentro del Poder Judicial, porque el Ejecutivo no puede intervenir, tampoco el legislativo, tiene que surgir del interior del Poder Judicial y para eso es la Judicatura”, agregó.

El mandatario mexicano después se lanzó contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por discutir la prohibición de nacimientos navideños en edificios de Gobierno, así como el nuevo proyecto para eliminar prisión preventiva oficiosa.