El presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra quienes defienden al Instituto Nacional Electoral (INE) y dejó en claro que su reforma constitucional enviada al Congreso no busca desaparecerlo, sino que ya no esté en manos de la oligarquía en el país.

“Ya que hablo de antidemocracia, imagínense lo que hicieron los del INE, para sus defensores. Me tocó ir hace como dos o tres meses por Las Lomas y en las casas ‘yo estoy a favor del INE’, ‘no quiero la desaparición del INE’, pues nadie va a desaparecer al INE”, dijo al inicio de la conferencia matutina de Palacio Nacional.

“Lo que se quiere es que ya no esté en manos de la oligarquía antidemocrática, corrupta, que a través de los partidos nombraban a los consejeros, gente sin principios, sin vocación democráticas y nombraban también a los magistrados del Tribunal Electoral”, argumentó.

El mandatario mexicano hizo un breve recuento de lo que busca su Reforma Electoral, que en estos momentos se encuentra discutiendo en la Cámara de Diputados.

“Enviamos una iniciativa de reforma al Congreso que está debatiéndose para que a estos representantes del INE y del Tribunal los elija el pueblo, de manera democrática, que el Ejecutivo presente 10 o 20 candidatos, que el Legislativo 10 0 20 candidatos, ciudadanos, mujeres, hombres de inobjetable honestidad, que el judicial otros 10 o 20, y de esos 60, mitad mujeres y mitad hombres, que el pueblo decida, los que tengan más votación, para que tengamos un órgano electoral verdaderamente independiente, autónomo, esa es una primera propuesta para que no manipulen los conservadores, que no piensen que queremos desaparecer al INE”, indicó.