Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que siempre han existido infilrados en movimientos sociales, como el que se está dando en las feministas.

López Obrador manifestó su respeto hacia el movimiento feminista en el país, sin embargo, recalcó que la violencia no es el camino para luchar por causas justas.

El movimiento feminista merece todo nuestro respeto, pero no estoy de acuerdo con la violencia. Hay que tener cuidado con los infiltrados porque hay mucha gente que está molesta en el país por los cambios que se están llevando a cabo”, argumentó.

“Yo empecé a sentir algo extraño cuando empezaron manifestaciones y medios de comunicación alentando el movimiento feminista, me llamó mucho la atención”, sostuvo.

Poco a poco ha ido quedando claro de que así como se está defendiendo una causa justa hay un propósito de este tipo (manipulación del movimiento)”, recalcó.