Adele utilizó su cuenta de Instagram como canal de comunicación con sus admiradores. Pese a que tiene más de 33 millones de seguidores en esta red social, no la utiliza muy a menudo; de hecho, esta es su primera foto de 2020 , puesto que la anterior data del 23 de diciembre de 2019, y la usó para felicitar la Navidad.

En la imagen, la cantante aparece en el jardín de una casa, en medio de un círculo de madera decorado con rosas blancas y hojas, con un vestido negro ajustado de amplias mangas. Un cumpleaños muy distinto del de 2019, cuando celebró una gran fiesta en su nueva casa de Beverly Hills (California).

El año pasado, tras su cumpleaños, Adele había escrito en sus redes: “Aprender a amarte realmente a ti mismo lo es todo, y acabo de comprender que es más que suficiente”. Parece que ese aprendizaje ha llegado poco a poco, tal y como han compartido amigos de la cantante y como se refleja en ella misma.

La imagen de Adele es muy distinta a la que se recuerda. En todo un cambio personal, ha buscado una manera de sentirse más sana y ha decidido dejar el alcohol y perder peso a través de la dieta y el deporte.

“Es fácil centrarse simplemente en su transformación física, pero el cambio tiene que ver con algo mucho más grande. Llegó a un punto en el que no se sentía bien. Sabía que tenía que cambiar algo, porque quería ser la madre más sana posible”, aseguraba una fuente cercana a la cantante el pasado enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here