Las decisiones tomadas ayer por el Gobierno federal en Culiacán, Sinaloa, en donde se detuvo y liberó al hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ovidio Guzmán López, son desafortunadas y ponen en duda la eficacia de su estrategia, advirtió Gustavo de Hoyos, presidente nacional de Coparmex.

Antes de iniciar el panel sobre “Retos del Federalismo”, en un hotel de Mexicali, De Hoyos indicó que ningún tipo de persona o grupo puede retar de manera impune al Estado mexicano.

“Nos parece que las decisiones tácticas que se tomaron el día de ayer son absolutamente desafortunadas, ningún grupo o persona puede retar de manera impune al Estado mexicano”, subrayó.

“Bajo ninguna circunstancia podemos aceptar que una situación de fuerza del momento, pueda significar una rendición, un cálculo de retirada por parte del Gobierno federal”, añadió.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here