Rafael H. Rivera Puebla

Si bien es cierto que uno de los fenómenos que se encuentran dentro de las áreas de responsabilidad para la Protección Civil, son los Socio Organizativos y que dentro de estos riesgos se encuentran precisamente las Fiestas Tradicionales.

Estas van desde los festejos patrios, las que corresponden al Día de Muertos, hasta las Fiestas Patronales, cada una con una gran complejidad, principalmente por la participación de las UGIRPC de las alcaldías en cada una de ellas con recursos limitados.

Por un lado, ya se tienen Términos de Referencia para Fiestas Tradicionales, Normas Técnicas Complementarias para regular las actividades que acompañan las festividades, todavía falta trabajar en la correcta implementación de estos Programas Especiales de Protección Civil.

Es importante recordar que, durante al menos dos décadas, las Fiestas Tradicionales, presentaban (a veces) sus PIPC con Términos de Referencia que fueron pensados en un inicio para establecimientos mercantiles, por lo que la transición, no se antoja fácil.

Uno de los aspectos importantes a considerar desde las Alcaldías es el fortalecimiento de sus UGIRPC, en función de sus actividades cotidianas, tomando en cuenta la sobrecarga que representan las festividades, y no solamente tomando en cuenta la operación cotidiana.

Cada una de las 16 Alcaldías de la Ciudad de México, presenta una composición diferente con respecto a las otras en cuanto al desarrollo de sus festividades, mientras que unas usan grandes cantidades de pirotecnia, otras tienen un manejo de grandes masas de personas en las calles.

Pensar en Fiestas Tradicionales desde la GIR, ahora lleva a plantear un fortalecimiento sostenido de las UGIRPC.